Los Tres Ojos: entre lagos, cavernas y áreas verdes

Plutis.com octubre 1, 2017 Comentarios desactivados en Los Tres Ojos: entre lagos, cavernas y áreas verdes

Dalton Herrera –
Santo Domingo –
Tres kilómetros y medio de terreno, uno y medio de espacio subterráneo, cuatro lagos cristalinos, rocas y áreas verdes, conforman el Parque Nacional Los Tres Ojos, uno de los puntos más exóticos con el que cuenta el Gran Santo Domingo, ubicado en la parte este de la ciudad capital.

Aunque está prohibido darse un chapuzón en los manantiales, ciudadanos y turistas acuden de manera diaria a esta zona protegida por el Ministerio de Medio Ambiente, a fin de recibir un baño de naturaleza en los recorridos que son guiados por el personal del monumento histórico nacional.

Las dos cavernas son las partes más atractivas del lugar. En una de ellas hay tres lagos, razón principal por las que se nombró “Tres Ojos” al punto turístico, mientras que en la otra solo hay uno. No obstante, para recorrer todo el subsuelo, es necesario atravesar los 346 escalones que conectan toda el área.

A pesar de que data de miles de años, el parque fue descubierto en 1916 por tropas nacionales durante la primera intervención estadounidense a República Dominicana. Sin embargo, no fue hasta 1968, bajo el gobierno de Joaquín Balaguer (1966-1978), que se confeccionaron las escaleras para que los turistas pudieran visitar la zona. Cuatro años más tarde, en 1972, el parque fue abierto al público de manera general para turistas y ciudadanos de todas partes.

Un paraíso
La administradora del Parque Los Tres Ojos, Mayra Peña y el guía turístico, Eugenio Robles, encabezaron el recorrido que hicieron los periodistas del Listín Diario en el lugar.

Al bajar por los primeros 59 escalones, el letrero señala el nombre del primer manantial: el Lago Azufre, el cual posee 15 pies de profundidad.

“Realmente no hay azufre, ese nombre fue puesto por las primeras personas que lo descubrieron que vieron la tonalidad azul, y creían que este tenía azufre. Estas aguas fueron estudiadas y solo contienen mineral de calcio; es bastante dulce y cristalina”, aseguró Robles.

Las cavernas están compuestas por rocas calizas, y además; según expertos, hace alrededor de 4 mil años, ese parque estaba sumergido en el Mar Caribe.

El segundo lago, llamado La Nevera, mide 18 pies de profundidad y debido a la falta de los rayos del sol, por su ubicación, mantiene la temperatura del agua más fría que los otros.

En esas mismas aguas, una pequeña barca movida por un empleado mediante una soga que conecta hacia otro pedazo de tierra, transporta a los visitantes de manera directa al cuarto y más grande de los manantiales: Los Zaramagullones.

Con 25 pies de profundidad y su tonalidad verde, provocado por los rayos del sol que penetran directamente y el área verde que lo rodea, este río es posible que sea el más famoso de todos.

En él se han rodado películas como: Tarzán, Fuerza de Combate, Jurassic Park III, Oro y Polvo, entre otras. Además, está habitado por peces tilapias, los cuales fueron introducidos por el dictador Rafael Leónidas Trujillo en la década de los 40 por una escasez de peces en el país durante la época.

El tercer lago, y el más alejado de todos, es nombrado como: Las Damas.

“Es llamado así porque hay estudios que indican que en este manantial solo se bañaban las mujeres, según la mitología indígena, estas aguas servían para fertilizar a las mujeres que no podían tener hijos”, aseguró Peña.

Es el río más pequeño ya que mide solo ocho pies de profundidad.

La administradora del Parque Los Tres Ojos dijo que en la cueva habitan cigua palmeras, serpientes, murciélagos, lechuzas, pájaros bobos, entre otras especies.

Fuera de las cavernas
Vegetación, árboles y naturaleza es lo que brinda el Parque Los Tres Ojos. Familias asisten para relajarse y turistas para conocer. Aunque, según Robles, el guía turístico, el 80% de los visitantes son extranjeros, mientras que el resto son dominicanos.

“Al dominicano le atrae más lo de afuera que lo propio”, manifestó con rostro de pesimismo.

Peña, la administradora, explicó que en el monumento hay una cafetería pero que están construyendo otra más moderna para deleite de quienes asisten. Además, dijo que está planificando la remodelación de los baños ya que considera que se encuentran obsoletos.

El costo para ingresar a este paraíso verde solo es de 100 pesos por persona, y está apto para cualquier miembro familiar y abierto de lunes a domingo, desde las 8:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.

Sin lugar a dudas, el Parque Nacional Los Tres Ojos, es uno de los puntos más favorables para visitar en familia.