Trump y el carrusel de la Casa Blanca

Plutis.com Agosto 4, 2017 Comentarios desactivados en Trump y el carrusel de la Casa Blanca

Por CRUGELL MARIANO ZORILLA –
La Casa Blanca de hoy dista mucho de la que conocimos hace unos 10 o 15 años, es más dista mucho de la que dirigía ese país hace tan solo un año. Donald Trump, el inquilino actual, acaba de entrar en una de las semanas más difíciles de su presidencia. Según reportó CNN, sus ataques directos al fiscal general, Jeff Sessions, la prohibición a las personas transgénero a enlistarse en el ejército (sin notificar previamente al secretario de Defensa) y la destitución de su jefe de gabinete, Reince Priebus, quien fue sustituido por el general John Kelly, fueron algunos de los altibajos de la semana pasada.

A todo esto, la popularidad de Trump parece estar en caída libre. La firma encuestadora Gallup publicó en su website un documento donde refleja que la popularidad del presidente se encuentra en mínimos históricos. Según esta encuestadora, solo el 37 % de los encuestados aprueba la gestión del presidente, algo inusual y sin precedentes para un presidente en los primeros siete meses de ejercicio.

La actual administración, es una administración acostumbrada a los escándalos y la inestabilidad. La renuncia reciente del entonces secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, y el fichaje de Anthony Scaramucci como director de comunicaciones ha sido otro de los eventos que ha generado malestar en las últimas semanas. Scaramucci quien hasta su designación se desempeñaba como vicepresidente y jefe de estrategia del banco de exportaciones – importaciones, ha trabajado en Wall Street y la banca de inversión, según reporta el portal de Univisión. La inestabilidad y el caos siguen reinando, Scaramucci quien no completa los 15 días en el cargo, fue el primer despido hecho por el recién inaugurado jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly.

En medio de todo este caos, la posición de la Casa Blanca frente a la constituyente de maduro, o peor aún, la crisis diplomática que podría desatar la expulsión de 755 empleados de la embajada y los consulados de Estados Unidos en Rusia, aprobadas por Putin como represalia al nuevo paquete de sanciones aprobado por el congreso de los Estados Unidos contra este país, representa un nuevo ingrediente en el coctel de crisis que afecta al presidente.

Mientras esto sucede, una nueva serie de crisis internacionales siguen desatándose. La amenaza constante de Corea del Norte con atacar objetivos estratégicos de EEUU (su último intento fue lanzar un misil balístico que impacto el mar de Japón), la guerra de Siria, la crisis migratoria europea, la hambruna en Sudan del Sur y muchos otros conflictos en diversas partes del mundo, esperan la atención de un presidente cada vez más consumido en conflictos internos sin salida aparente.

A esto habría que sumar, la reciente perdía de poder e influencia de los Estados Unidos en el escenario internacional. A mediados de julio fue publicado el informe SoftPower 30por la consultora Británica Portland. Este informe señala que por primera vez los Estados Unidos no son la nación más influyente del planeta y que han sido destronados, por nada más y nada menos que, Francia.

Con un panorama sombrío, y con ganas de relanzar la Casa Blanca, Trump tratará de poner las cosas a su favor. En una posición sumamente difícil, ya que la percepción ha hecho ver internacionalmente que la Casa Blanca de hoy es un carrusel.

jpm