Hispano suplica por trasplante de riñon urgente

Plutis.com Diciembre 21, 2011 1

David Ramirez
AOL Noticias –
Octavio Estévez tiene literalmente los días contados de no conseguir que las autoridades neoyorquinas le provean una vivienda estable, el principal requisito que exige el hospital que lo trata, para ser incluido en la lista de espera de trasplantes.

“Quiero vivir, mi familia, mis niños me necesitan. He sido un hombre de trabajo, pero ahora no puedo afrontar esta situación”, clama entre lágrimas Octavio Estévez, entrevistado por AOL Latino.

Estévez un estadounidense de origen dominicano padece de una enfermedad renal en estado terminal que lo obligó a dejar su trabajo, ha vivido un verdadero viacrucis en los últimos meses.

Tras buscar asistencia para su tratamiento en varios hospitales, finalmente el New York Columbia-Presbyterian Hospital aceptó tomar su caso pero, cuando se enteró que no tiene vivienda estable porque actualmente reside en un refugio para desamparados, desestimó mantenerlo en la lista de candidatos a recibir un riñón.

El drama de Estévez, que ante el agravamiento de su enfermedad, en efecto, junto a sus dos hijos menores y su esposa se vio forzado a pedir refugio en un albergue para desamparados, se reveló la semana pasada.

“No es justo que por no tener un apartamento en razón de mi enfermedad, esté condenado a morir. Pido sensibilidad, tengo esposa e hijos, por Dios hagan algo”, dijo Octavio Estévez Latino.

Estévez reveló que actualmente su sistema renal sólo funciona en un 24 por ciento de su capacidad y que “siente que ya no puede más”, por eso acude a las autoridades en procura de ayuda.

El padre de familia hizo público además que el Departamento de Servicios a las Personas sin Hogar (Department of Homeless Services) le ofreció cubrir el vuelo de regreso a República Dominicana, pero Estévez piensa que allá no tendrá un mejor tratamiento para su enfermedad.

Este lunes, varios funcionarios electos promovieron una demostración en las escalinatas de la alcaldía de Nueva York, demandando que la ciudad debe interceder en salvar a uno de sus residentes y preservar el bienestar de su familia.

El caso se concentra entre la normativa del hospital que establece que un receptor de un órgano debe tener una vivienda estable porque, el tratamiento post operatorio, es tanto o más importante que el trasplante y, la imposibilidad de Octavio Estévez de poder costear la renta de un apartamento.

De momento el New York Columbia-Presbyterian Hospital se ha comprometido a mantener a Estévez en la lista de espera, pero condiciona que debe tener una vivienda para pasar por el procedimiento.

Estévez actualmente sólo percibe un cheque del Seguro Social por 681 dólares al mes y su esposa tiene apenas un trabajo a tiempo parcial. El albergue los acogió hace 6 meses junto a sus hijos Adrianny de 6 años y Gabriel de 4 años.

Octavio Estévez trabajó desde que llegó a Nueva York en el llamado “distrito de la moda” de Manhattan como sastre y operador de máquinas de alta costura.

Estévez vivía en un apartamento en la calle 172 en el vecindario de Washington Heights hasta 2009 cuando imposibilitado de trabajar y al no poder pagar la renta, tuvo que abandonarlo.

Estévez cuenta que hizo una solicitud para un apartamento a la Autoridad de Vivienda donde hay una lista de espera de 160.000 personas.

Al respecto, en un comunicado, la vocera de esa agencia Sheila Stainback dijo que “las reglas eran esas y que no las podía obviar”.

“La mejor forma de asegurar que ningún neoyorquino vuelva a enfrentar esta situación otra vez, es mediante la reforma de las políticas para atender a las personas sin hogar de la ciudad”, reclamó el defensor público Bill de Blasio.

El defensor público puntualizó que abogará para que se proporcione un camino claro para una vivienda estable para los miles de personas que actualmente viven en los refugios de la ciudad.

“Sólo puedo imaginar el dolor que este episodio ha traído a Octavio Estévez y su familia. Insto al Mount Sinai Medical Center y Columbia Presbyterian a reconsiderar el seños Estévez para un trasplante de riñón de inmediato”, dijo el defensor público Bill de Blasio.

“La desgarradora historia de Octavio Estévez y su lucha por adquirir un riñón nos recuerda que el gobierno debería hacer las cosas más fáciles a las personas que enfrentan un caso de vida o muerte dándoles los servicios que necesitan”, dijo el presidente del condado de Manhattan Scott Stringer.

Stringer hizo un llamado a la Autoridad de Vivienda a proteger la salud y el bienestar de Octavio Estévez y su familia. “La ciudad debe actuar ahora para evitar que por efecto de las reglamentaciones vigentes, se pierda la vida de uno de los nuestros”.

“Tanto la presidente del Concejo y la Alcaldía han acordado hoy estudiar el caso de Octavio, dando una nueva esperanza para él y su familia”, dijo el concejal demócrata Ydanis Rodríguez en cuyo distrito residía Estévez.

Rodríguez puntualizó, “sin embargo, ha quedado claro a través de la lucha de Octavio que la Autoridad de Vivienda de Nueva York no puede utilizar una enfermedad que amenaza la vida de uno de sus residentes, como un criterio para darle a alguien un apartamento. Hay necesidad de revisar sus reglamentos”.

De su parte el senador estatal Adriano Espaillat dijo que el gobierno de la ciudad debe representar oportunidades, no obstáculos para sus residentes.

“El caso de Octavio Estévez demuestra la necesidad de arreglar las diferencias en la forma en que los servicios de vivienda y la salud son administrados”.

De acuerdo al senador Espaillat, “tenemos que seguir luchando por las necesidades de todos los neoyorquinos y velar por que los pobres y personas sin hogar, no tengan que verse abandonadas”.

“La historia de Octavio Estévez rompe el corazón, especialmente durante esta temporada de Navidad y fin de año, cuando se supone que debemos unirnos y apoyar a nuestros semejantes”, dijo el concejal Jumaane Williams.

Williams, demócrata que representa al distrito 45 de Brooklyn destacó que, “la burocracia y el gobierno deben estar de pie en el camino de lo más importante que es salvar la vida de alguien. Es lo correcto para esta familia, es lo mínimo que se merecen”.

“No podemos permanecer impasibles mientras a un residente de nuestra ciudad se le niega la oportunidad de recibir un trasplante de órgano, sobre esta base de no contar con una vivienda estable”, dijo de su parte la concejal demócrata Melissa Mark-Viverito.

La concejal de origen puertorriqueño Mark-Viverito que representa al distrito 8 de Manhattan, agregó, “exigimos una acción por parte de la ciudad para apoyar a Octavio Estévez y su familia durante este momento tan difícil”.