Joven confiesa asesinato de ecuatoriano en NY

plutis.com abril 7, 2010 Comentarios desactivados en Joven confiesa asesinato de ecuatoriano en NY

RIVERHEAD, Nueva York, EE.UU. (AP) – Un adolescente de Long Island admitió que le dio la puñalada mortal a un inmigrante ecuatoriano al que atacó junto con otros jóvenes debido a su origen étnico, declaró el lunes el principal detective del caso.

Los fiscales señalan que la muerte a puñaladas del ecuatoriano Marcelo Lucero, ocurrida en noviembre de 2008, fue el resultado de una campaña de violencia impulsada por jóvenes de Long Island contra hispanos.

El joven Jeffrey Conroy le dijo al detective John McLeer, de la localidad de Suffolk, que había apuñalado a Lucero. Conroy hizo esta declaración durante un interrogatorio realizado en una instalación policial horas después de que muriera la víctima, dijo McLeer en su testimonio.Jeffrey Conroy

Conroy también firmó una declaración de cinco páginas en la que admitía que había dado la puñalada mortal, agregó el detective. McLeer dijo que escribió la declaración a las pocas horas de interrogar a Conroy, pero que el adolescente la revisó y le hizo varios cambios.

McLeer dijo que el joven describió sin alterarse los acontecimientos que llevaron a la muerte de Lucero.

Conroy, de 18 años, se ha declarado inocente de asesinato y homicidio no premeditado como crimen de intolerancia, además de otros cargos. Es el único acusado de asesinato entre siete adolescentes implicados pues los fiscales argumentan que fue quien asestó el golpe fatal.

Cuatro de los adolescentes se declararon culpables de cargos relacionados con delitos de intolerancia. Otros dos esperan que se inicien sus juicios.

Lucero, de 37 años, caminaba con un amigo cerca de la estación de tren de Patchogue aproximadamente a la medianoche cuando los adolescentes los confrontaron. Los fiscales sostienen que los jóvenes habían salido en busca de víctimas.

La semana pasada, otro de los acusados testificó que Conroy le confesó que había apuñalado a Lucero.

“Iba cerca de mí y dijo: ‘Tenemos que ir’. Dijo que lo había apuñalado”, testificó Nicholas Hausch.

Hausch fue el primero de los sospechosos en declararse culpable de crímenes por intolerancia. Señaló que él y los otros involucrados le suplicaron a Conroy que se deshiciera del cuchillo, pero que él les aseguró que lo había limpiado en un charco.

El abogado defensor William Keahon preguntó por qué McLeer nunca interrogó a su cliente sobre el motivo del asesinato.

“Creo que las acciones de una persona hablan por sus intenciones”, dijo McLeer.