Gran Gala de Navidad del Listín abarrota la Plaza España

Vianeyri Alcantara diciembre 2, 2017 0

EL PÚBLICO SE DELEITÓ CON LA VOZ DE LA CANTANTE MARIDALIA Y LA DIRECCIÓN ORQUESTAL DE MOLINA
Pachico Tejada
Santo Domingo –
La noche se vistió de música. La Gran Gala de Navidad, que por segunda ocasión llega a Plaza España como un regalo de LISTÍN DIARIO y el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) a la sociedad dominicana, inició con una llovizna que mitigó el calor de la velada llamada “Maridalia Sinfónica”.

La temporada más especial del mundo cristiano se inicia con la llegada de diciembre y para los dominicanos la noche del viernes marcó un momento especial en esa celebración.

El maestro José Antonio Molina llegó al escenario para ponerse al frente de la Filarmónica Molina. Fue recibido con una cerrada ovación.

La obertura “Yaya”, escrita por Molina especialmente para la cantante Maridalia Hernández, abrió el programa con una mezcla de la solidaridad de la música clásica y el sabor de la güira y la temporada, elementos del merengue, el ritmo autóctono de los domicanos que la exintegrante del Grupo 4-40 interpreta de manera magistral.

Luego de ese primer tema, Rosanna Rivera, editora de Revistas de LISTÍN DIARIO, invitó a subir a escenario a Manuel Corripio, presidente de esta editora, a pronunciar las palabras de bienvenida. “Esta es una época maravillosa, tiempo de paz, alegría y de poder compartir”, expresó Corripio a la audiencia, a la que deseó que en el próximo año se cumplan todos sus proyectos.

Luego de estas palabras, Rivera presentó a Maridalia, quien llegó al escenario con la alegría y la naturalidad que la caracterizan.

Llegó entonando las optimistas letras de Canta mundo. “Esta lluvia no ha hecho más que anunciar lo mágica que será esta noche”, dijo al público para dar paso a la siguiente canción “Nuestro amor”, un romántico merengue que está incluido en su disco “Te ofrezco”, con el que calentó el escenario.

Versatilidad
Desde ese momento, la artista se adueño del escenario con su prodigiosa voz, mientras Molina movía con soltura sus manos para coordinar a una afinada orquesta.

La versatilidad de Maridalia se dejó sentir al mostrar su facilidad para ir de la sobriedad y la gracia, con temas como “Oh Holly Night”, hasta el cálido pop “Te ofrezco”, canción de la autoría de Juan Luis Guerra con la que ganó el segundo lugar en el Festival OTI de 1989.

En este último tema tuvo una destacada participación el saxofonista Sandy Gabriel, quien recibió la ovación del público.

De la pasión de “Te ofrezco” pasó a la solemnidad del “Ave María” de Shubert, con la que se retiró un momento del escenario.

La segunda parte de la velada siguió con el Coro Koribe dirigido por Nadia Nicola, con una versión en Vocal Sampling de “Volvió Juanita”, matizada por la belleza de las voces femeninas y masculinas.

Al regresar Molina a la dirección, orquesta y coro interpretaron villancicos y luego una versión en mambo de “Jingle Bell” con la que se mostró una vez más la versatiliad de la Filarmónica Molina. Una ovación de pie fue testimonio de la excelente interpretación.

Al calor de este momento regresó Maridalia con “Santiago en coche” que grabó cuando era parte de 4-40. La cantante ofreció un mosaico de merengues de la autoría de su abuelo Julio Alberto Hernández y arreglos del maestro Bienvenido Bustamante. “Anoche soñé” y “Desiderio Arias” fueron mezclados con la mangulina “A las arandelas” y los confetis plateados que en ese momento flotaron sobre el público.

Con esa introducción visual sonaron los acordes de “Salsa para tu lechón”, un clásico navideño que prometía la salida a escena de una sorpresa de lujo.

Con la elegancia y el sabor que lo ha llevado a importantes escenarios del mundo, apareció Johnny Ventura, quien fue recibido con la algarabía del público.

DAVID COLLADO Y MANUEL CORRIPIO ANIMADOS
La voz y el baile cadencioso de Johnny Ventura llenaron la tarima de la magia que siempre ha tenido “El caballo mayor” y que lo han convertido en una de las grandes figuras del arte popular dominicano.

El grito de ¡otra! no se hizo esperar cuando finalizó este tema.

Pero todavía faltaban más emociones. Ventura tomó del brazo a Maridalia y ambos colocados frente al escenario interpretaron la canción romántica más emblemática del arte dominicano: “Por amor”, del maestro Rafael Solano.

La Filarmónica Molina y el Coro Koribe intepretaron “Aleluya” para culminar la emotiva velada musical, al término de la cual una lluvia, en ese momento de fuegos artificiales, iluminó un cielo adornado por una luna brillante.

De esa manera terminó una noche mágica con la que LISTÍN DIARIO y el ADN regalaron al país un emotivo inicio de las festividades de fin de año.